Tecnologia

Tesla, ¿qué Tesla? El nuevo deportivo eléctrico de Audi es un monstruo de 764 caballos

0
Dynamic photo Colour: Curcuit grey

Un error muy común es equiparar los coches eléctricos con coches aburridos. Es cierto que en el futuro, la mayoría de los coches eléctricos encajarán con esa descripción; se centrarán en ofrecer una gran autonomía, una conducción sencilla y una usabilidad al nivel como mínimo de los coches actuales.

Pero eso no será todo. Cada vez es más evidente que existe un hueco para los motores eléctricos en el exigente mercado de los supercoches. Los proyectos híbridos de marcas como Ferrari o Porsche marcaron el camino; la electrificación completa será el siguiente paso; la mismísima Tesla está preparando modelos en los que el rendimiento tiene prioridad.

Algo más que autonomía

Pero no será la única ni mucho menos, como ha demostrado Audi. Ya sabíamos que tenía varios coches eléctricos en la recámara, como un SUV; lo que no nos esperábamos es que también tuviese un supercoche eléctrico en preparación.

El PB18 e-tron es, por el momento, un “concept car”. Uno de esos prototipos que marcan las líneas de diseño y tecnología que la marca usará en el futuro. En este caso, las líneas parecen apuntar al sucesor del R8, el deportivo que en la actualidad compite contra Porsches y Lamborguinis.

(Audi)

Claro, que el PB18 e-tron es, como su nombre indica, totalmente eléctrico. Pero no está pensado precisamente para conseguir una gran autonomía, aunque tampoco se queda muy atrás con casi 500 km en el ciclo WLTP.

No, la verdadera prioridad ha estado en la potencia bruta. Nada menos que 764 caballos de potencia eléctrica; aunque en honor a la verdad, hay que decir que esa cifra sólo se consigue con un modo “turbo” de uso limitado. En situaciones normales, el coche tiene “sólo” 670 caballos de potencia y 829 N-m de par motor.

El supercoche eléctrico de Audi es el futuro

Todo gracias a una batería de 95 kWh, que está conectada a tres motores eléctricos. Uno se dedica a las ruedas delanteras, y las traseras tienen un motor cada una. De esta manera, es posible elegir entre varios modos de conducción; como uno que aporta toda la energía a las ruedas traseras.

Audi)

Así se convierte en un auténtico deportivo (la afición no ha recibido muy bien la llegada de la tracción a las cuatro ruedas en deportivos). Para ayudar, tiene un alerón trasero inteligente que se desacopla de la carrocería cuando es necesario.

 

(Audi)

Otra demostración de que estamos ante un coche para “pilotos” es que sólo hay un asiento, situado en el centro para ayudar al reparto de pesos. Es el mismo motivo por el que las baterías están dispuestas detrás del conductor, en el centro del coche. No la primera vez que vemos algo así (el McLaren F1 es el más famoso con asiento central), pero es toda una declaración de intenciones de parte de Audi.

Por todo esto, el PB18 e-tron es capaz de acelerar de 0 a 100 en algo más de 2 segundos; pese al peso de 1.550 kg por las baterías.

El PB18 e-tron es un buen adelanto de lo que nos espera en un futuro dominado por los coches eléctricos.

FUENTE: OMICRONO

 

También te puede interesar

Más en Tecnologia