¡Samsung no sale de una!

Las fotos en la red social Weibo mostraron columnas de humo negro emergiendo del tejado de la fábrica de depósito de residuos de Tianjin. Pero aparentemente se ve peor de lo que era: un portavoz de Samsung dijo a los medios locales que experimentó sólo “daños menores”, y que la producción de la batería no se vería afectada.