La mayoría de nuestras relaciones están en ruinas.


La tasa de divorcios de EE.UU. se sitúa en el 40%, pero eso no es toda la historia. Muchas relaciones intactas están a punto de terminar. Según una encuesta realizada por el National Opinion Research Center, el 60 por ciento de las personas en una relación dicen que no están muy satisfechos. Hay algunos culpables familiares: problemas de dinero, mal sexo, y tener hijos.

Pero hay una nueva razon: los teléfonos inteligentes.

Con más y más personas usando estos dispositivos se crea una desviasion de la atencion, el típico estadounidense comprueba su teléfono inteligente una vez cada seis minutos y medio, o aproximadamente 150 veces al día.

Por ejemplo, en un estudio, el 70% de los participantes dijo que el mirar su telefono perjudicaba su capacidad de interactuar con sus parejas románticas.

Estás en el medio de una cena romantica sólo parte darte cuenta de que la atención de tu pareja está en otra parte.

Se comprobo que los smartphones son verdaderos destructores de la relación – junto con dinero, sexo, y los hijos.

Algo tan aparentemente inocente como el uso de un teléfono inteligente en presencia de la pareja hace perder la calidad de la relación.

¿Por qué, podría usted preguntar, mirar un telefono causa tal estrago en la relacion?

Existen al menos dos posibles explicaciones para tal tumulto de relación. La “Hipótesis de Desplazamiento” sugiere que el tiempo invertido en teléfonos inteligentes desplaza (o reduce) interacciones más significativas con su amante, debilitando la relación. La segunda teoría “Smartphone Conflict Theory”. En pocas palabras, el dispositivo es una fuente de conflicto y conduce a peleas. Las peleas, por supuesto, sólo pueden servir para socavar su satisfacción con su pareja y la relación.

Entonces, ¿qué podemos resolver evitarlo? Aprenda a soltar el telefono… por espacios de horas y vera como esto no sera parte de sus problemas de pareja