El Samsung Galaxy Note 7 utilizaba baterías que fueron probadas por un  laboratorio perteneciente a la misma Samsung. Para que tengan una idea, los fabricantes de telefonos ponen a prueba sus baterías mediante el uso de uno de los 28 laboratorios certificados por la asociación móvil de Estados Unidos, anteriormente conocido como Cellular Telephone Industries Association (CTIA), antes de vender los dispositivos a través de los Estados Unidos.


Esta práctica sirve para asegurar que las empresas cumplan con las normas establecidas por el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE).

batteryimage21-29-1467181240

De Acuerdo a la asociación, Samsung es el único fabricante que prueba sus propias baterías para la certificación CTIA. Un portavoz de Samsung dijo a The Wall Street Journal que sus laboratorios de pruebas internas no encontraron ningún problema con los dispositivos Galaxy Note 7, incluyendo las unidades originales y de reemplazo. Samsung ha estado probando la batería para los teléfonos en su laboratorio certificado en CTIA desde 2009.

Apple por ejemplo, utiliza laboratorios terceros certificados por la CTIA para probar sus baterías. Lenovo adquirió Motorola, Microsoft a Nokia y aun así siguen usando laboratorios terceros certificados por la CTIA.

Un representante de CTIA dijo que ni el grupo ni Samsung debatirán que estaba mal con la batería del Note 7.

Esperemos que se aclare todo de manera rápida y que Samsung vuelva a lanzar dispositivos de gran calibre como nos tiene acostumbrados y que las pérdidas no hagan mella en sus próximos modelos tope de gama.

¿Crees que Samsung volverá a ser la de antes? ¿Recuperará la confianza de sus usuarios?