Alex Lopatnyuk de la Florida pensó que sería genial obtener algunas imágenes de sus dos coches a alta velocidad mientras cazaban caimanes.


Usando una GoPro en un palo selfie, Alex la saco por la ventana de su Jeep y comenzó a grabar. Hasta ahora, todo bien.

Pero al quere comprobar la posición de la GoPro – o simplemente queria dar una sonrisa a la cámara – Alex momentáneamente, y algo tontamente, quito sus ojos de la carretera.

Por desgracia para Alex, en ese preciso momento su amigo adelante pisó el freno. Sólo se dio cuenta cuando ya era demasiado tarde, provocando la canoa atada a la parte posterior del vehículo rompiera el parabrisas de su Jeep.