Cuando en la primera mitad del año 2015 Samsung anunció la salida a la venta del Galaxy S6 Edge, llamó la atención su apuesta por un diseño rompedor en el que la pantalla se curvaba en los bordes. En principio, parecía una apuesta por una imagen diferente y sorprendente que no pasaba de la mera estética. Pero el tiempo ha demostrado que tras esa cobertura se escondía un mundo de posibilidades nuevas que iban mucho más allá de la simple búsqueda de la belleza. Te recomendamos echar un ojo las características técnicas para aprender más sobre el celular S6 Edge de Samsung.


En primer lugar, el celular consigue ampliar en más de una pulgada el tamaño de la pantalla. En un tiempo en el que se ha demostrado que los usuarios buscan pantallas cada vez más grandes para disfrutar más y mejor de los videos y las prestaciones de los celulares, esta medida ayuda a aumentar el número de pulgadas moderando el tamaño de los terminales. Además, Samsung creó una serie de funciones para aprovechar ese espacio nuevo que se generaba al curvar la pantalla por los bordes del terminal. Por ejemplo, esa zona del teléfono se puede iluminar hasta en cinco colores para asignarlos a cinco contactos diferentes, por lo que el usuario puede saber quién le está llamando solamente con esa información.

Asimismo, la marca coreana también da la posibilidad de personalizar la interfaz de esa nueva zona creada merced a la curvatura de la pantalla. Así que es muy aconsejable probar diferentes posibilidades y ubicar en esa zona las aplicaciones o la información de interés más útiles y que, en una pantalla convencional, se quedan relegadas en el fondo de pantalla. Este rompedor diseño también tiene implicaciones a la hora de usar la cámara tanto de fotos como de video. No sólo aporta más pulgadas sino que también genera una visión novedosa que puede ayudarle a diseñar imágenes diferentes que hasta este momento no se le habían ocurrido.

Y la otra gran novedad es que da una dimensión nueva a aplicaciones habituales en los smartphones. Por ejemplo, la barra de notificaciones colocada en esa nueva zona creada por el Samsung Galaxy S6 Edge puede resultar muy útil. Lo primero porque no satura tanto la pantalla, por lo que es más útil de lo que era hasta ahora. Ocurre lo mismo con la aplicación que coloca una regla en el borde del celular. Hasta ahora era más o menos útil pero lo cierto es que no podía colocarse justo al lado de lo que se quería medir porque siempre se interponía el borde del teléfono. Pero en el Galaxy S6 Edge, al suprimirse ese borde y poder ponerse la regla en esa zona, se elimina esta barrera.

Desde luego, la aparición de la pantalla curva del Samsung Galaxy S6 Edge es uno de los mejores ejemplos de que la pro-actividad de los usuarios puede llegar a convertir una mejora estética en una mejora tecnológica. En este caso, esta nueva zona se ha usado para reorganizar el contenido que hay en el celular y maximizar la utilidad de algunas aplicaciones. Y seguro que cada usuario es capaz de encontrar algo nuevo y práctico que hacer con esa pantalla curva.