Un iPhone 6 fue lanzado desde 100,000 pies de altura (al borde del espacio) de vuelta a la Tierra para probar un cover protector y sobrevivió.


Urban Armor Gear es una compañía con sede en California, envió el teléfono al espacio con dos cámaras GoPro, un localizador GPS, un globo meteorológico y un paracaídas para regular el descenso (evitando que se convirtiera en un proyectil letal) con el fin de promover su nuevo cover.

“Podemos decir oficialmente nuestros covers esta probados en el espacio” dijo el co-fundador de la compañía.