En momentos en que la privacidad de los datos y el uso de los mismos por parte de las grandes empresas se encuentra en un enorme debate, uno de los cofundadores de Twitter, Biz Stone sugiere que entre una de las ideas para que la red social de más de 1,000 millones de usuarios sea más rentable, cobrar un mínimo por el uso de sus funcionalidades.


¿Pagarías por usar Facebook, que no es más un conector para que tus amistades vean y sepan lo que estás haciendo en todo momento? Ahora, en que la evolución de esta red busca ser más allá de un conector social, poniendo su balanza en ser “el periódico que todos deben de leer en el móvil”, lo que establece Stone quizás no sea tan ridículo.

A través de un post en Medium, Stone relató su experiencia en Facebook desde que configuró su cuenta por primera vez y su rápida evolución en la plataforma se hizo una pesadilla. “Cada vez que trataba de volver, me sentía abrumado” relata.

“Las personas aman Facebook. En general, los anuncios de Facebook no parecen particularmente útiles o interesantes” señala. Por lo que a través de este medio, sugiere a Facebook crear un servicio Premium que cobre US$10 al mes, para que los verdaderos amantes de este servicio puedan navegar en él sin ningún tipo de publicidad.

Y lo sugiere además, como una buena forma de negocio, ya que si el 10% de los usuarios registrados en Facebook pagan esta cantidad, significaría un billón de dólares de ingresos extra para la compañía que lidera Mark Zuckerberg. “Así que ahí lo tienen” señala al final.

Bajo esta sugerente premisa, aún habría que esperar que el equipo de Facebook decida darle entrada a esta sugerencia y lo más importante, cuántos de los usuarios de la red social estarían dispuestos a suscribirse a un servicio libre de publicidad.

A sus 39 años, Stone es responsable de crear varias startups; la más popular, Twitter con más de 200 millones de usuarios a nivel global, pero también ha creado proyectos como The Obvious Corporation y la más reciente, Jelly.

Según lo que ha publicado, algunos de los ex empleados de Facebook que ahora se encuentran trabajando con él en sus nuevos emprendimientos, le ayudaron a mejorar su experiencia en la red social a través de un dispositivo móvil, y asegura que volvió a esta red social para quedarse.