Durante este fin de semana, saltaron a la palestra un montón de rumores que concluyen de que el fabricante finlandés Nokia podría estar considerando tener móviles basados en Android entre sus líneas de producto, a pesar de que se asociara con Microsoft hace dos años atrás para ser el primero en integrar Windows Phone y Windows Phone 8.


El origen del rumor era a un puesto de trabajo publicado en LinkedIn por Nokia, que buscaba un ingeniero que desarrollara software basado en un dispositivo en Linux; esto coincide con unas declaraciones en el verano pasado por un alto ejecutivo de Nokia quien aseguraba que ellos tienen un “plan backup” en caso de que Windows Phone no calara en las masas.

Con esta especie de percepciones, Nokia no es el único dentro del segmento de fabricantes que esté considerando poner “huevos sobre canastas” en caso de una falla en Windows 8 en sus versiones móviles de escritorio. Asus dijo al Wall Street Journal de que las ventas han sido lentas a pesar de su estreno mundial hace un mes.

Sin embargo, un vocero de Nokia confirmó al medio anglosajón BGR de que el puesto de trabajo no se basa en la creación de teléfonos con Android, sino en las soluciones de mapas que Nokia está trabajando con Here, su más reciente plataforma que también funciona para iOS y Android.