Las telefónicas en América Latina se apuntan al video bajo demanda

En este último trimestre, la movida entre operadoras móviles por acaparar servicios como el video, ha sido una constante y una movida interesante; en especial de nuestra región latina, donde servicios como Netflix, Fox, Cuevana, Crackle, HBO GO y otros se han apuntado a la caza del consumidor latino; Claro en diversos países y Telefónica de España, han anunciado por separado que proveerán video bajo demanda (VOD).

En el caso de Claro, las naciones en donde tiene este servicio se conjugan con el resto de añadidos multimedia (Ideas Claro) en el subcontinente: Argentina, Colombia y más reciente Brasil, son las naciones que ya América Móvil (el holding de Claro) ya lanzó su plataforma de videos en streaming con el fin de proveer “contenido en todas partes” a través de toda América Latina. Esperemos que esta modalidad llegue a los dominicanos para el 2013.

El servicio, llamado Claro Video, permite a los usuarios acceder a contenidos en múltiples plataformas como computadoras, tabletas y smartphones; también estarán disponibles para SmartTV’s y consolas de videojuegos como Xbox.

Esto coincide con el anuncio ayer jueves entre Telefónica Digital y Microsoft Corporation quienes anunciaron un acuerdo estratégico a largo plazo con el propósito de crear una nueva Plataforma Global de Video (GVP, por sus siglas en inglés) para todos los servicios de entretenimiento en video disponible Brasil, Chile y España a partir del 2013.

Ambas empresas ofrecerán a los suscriptores de TV una amplia gama de características avanzadas, incluyendo time-shifting, múltiples pantallas y otros servicios. Todo a través de banda ancha. Estos servicios serán disfrutados por los consumidores en una amplia variedad de dispositivos para usar dentro y fuera del hogar, incluyendo decodificadores, Xbox 360, tabletas y teléfonos inteligentes.

Con esto, son alternativas interesantes que tendrán los que consumen contenidos en la región latinoamericana; el motivo es atraer mucho más a quienes ya tienen una conexión de alta velocidad de internet, poder disfrutar de películas, series de televisión y contenido original; el reto está de que éste sea igual de atractivo como el que vemos en mercados como Estados Unidos.