Adaptarse a internet o… morir

Impresiona que a estas alturas, hablar de comercio electrónico en Dominicana siga siendo visto como algo que no arranca o que todavía los grandes aún no reaccionan ante las tendencias existentes fuera de nuestra media isla: hacer un sondeo simple a transeuntes sobre el tema demuestra que existe más confianza en tiendas extranjeras, por múltiples factores.

Y una voz, la de Alejandro Fernández W. -a quien destacamos semanas atrás por su posición sobre las compras online- destaca el nivel de adaptación de las grandes corporaciones dominicanas ante las compras online: ¿saben cuál es el estátus? Las empresas dominicanas siguen siendo lentas en el tema de adaptar su comercio a lo online:

Ahora, que el tema ha mermado y ha cesado de las bocas de los empresarios y del público en general, se puede comprender perfectamente que esto fue de momento. Pero vale la pena reflexionar sobre cómo todavía los comercios locales siguen sin adaptarte a las grandes tendencias existentes fuera de República Dominicana. Es notable cómo hay supermercados, retailers u otros, que tenga su presencia online con al menos posibilidad de compra.

Aún más grave, como mencionó Darío Martínez al principio de todo esta controversia de las compras por internet, “el puñado de empresas que tienen catálogos en línea lo tiene desactualizado, abandonado o simplemente tan pobre que no merece confianza”. Parecería que para muchos criollos comprar online, pagar con la tarjeta o con otros métodos de pago virtuales y recibir lo solicitado en casa, sigue siendo de ciencia ficción.