Los políticos comienzan a hablar de las compras online y las del extranjero

Las compras por internet desde Dominicana al extranjero han sido debate en estos meses.

Luego de tener varias semanas con el debate bien encendido, ahora los políticos se pronuncian con el tema de las compras por internet y en especial a aquellas provenientes de sitios como Amazon o eBay, realizadas por los miles de dominicanos que tienen posibilidad desde la isla; donde ya se conoce la postura del director de Impuestos Internos sobre esta propuesta de un sector del empresariado dominicano.

Se ha establecido que las compras online son una sana competencia que debe tener el mercado y es una posibilidad más para los consumidores elegir lo que gusten, a través de la red. En un comunicado a diversos medios ya sale un partido político a establecer sus posturas sobre el tema, se trata del partido Dominicanos por el Cambio, presidido por Eduardo Estrella.

Ha sido uno de los voceros de ese partido político, Nilo De la Rosa, quien ha declarado la postura de su organización política frente a este tema, que ha generado críticas en diversos sectores -especialmente entre los consumidores finales- quienes no aceptan un impuesto más a las compras realizadas en tiendas extranjeras. Los couriers han demostrado su contraria al tema. El actual presidente Aeropaq nos reveló también su postura.

Indicó que muchos jóvenes han podido echar adelante micro negocios y micro empresas, gracias a la actual exención de impuestos a compras por internet menores de doscientos dólares.

“Propugnamos por un Gobierno que no sea enemigo de la juventud emprendedora, sino un aliado fundamental, mejor que persigan a los corruptos y derrochadores del dinero público y no que acorralen a los trabajadores y emprendedores honestos de este país”, enfatizó De la Rosa.

Es interesante que la clase política comience los pronunciamientos sobre el tema. Aunque no vale desmeritar que que esta voz venga de un partido minoritario, es importante que siga llegando a más voces que puedan emitir si realmente están del lado de los consumidores o de los “dinosaurios”, como ya afirman algunos consumidores.