Samsung trabajaría en modificar sus productos no solo en USA, sino en Europa evadiendo juicios de patente ©AndroidHD

Ayer martes, la guerra de las patentes se impuso a favor de Apple quien hace meses, ha estado en disputas legales con Samsung para evitar la comercialización de diversos dispositivos móviles; esta vez, la “gran manzana” logró mediante resolución de un juez, que el Galaxy Tab 10.1 no se venderá en Estados Unidos.


La prohibición es con orígenes de que el fabricante coreano está violando patentes de Apple y varias funciones de iOS, su sistema operativo para iPhone, iPad e iPod. La justificación se debe a que mbas empresas mantienen un cruce de demandas por sus patentes, dentro de su pugna por el creciente mercado de las tabletas y los smartphones. Una vocera de Apple solo respondió a los medios que “Samsung ha hecho una copia descarada del iPad con el Galaxy Tab”.

Es una pena que acciones como esta se estén llevando a cabo y la pelea entre estas empresas puede llegar a afectar incluso a la industria completa, disminuyendo la innovación que se está dando a cabo. Esta movida puede repercutir negativamente en los ingresos de Samsung quien tendrá que buscar otros mercados para que muchos tengan a mano sus dispositivos.

El choque con patentes se ha vuelto más notorio en los últimos 24 meses, cuando los gigantes de la computación están adquiriendo documentos para proteger funcionalidades clave. En este caso, Apple protege a toda costa que muchas de las funcionalidades del iPad las replica el Galaxy.