Meg Whitman, CEO de Hewlett-Packard, estuvo en el HP Global Influencer Summit, un evento realizado en la ciudad de Shanghai, y dio declaraciones que deja inquietudes profundas en un entorno tan cambiante como la tecnología: la compañía no abandonará la produccción de PCs y seguirá fortaleciendo su esencia enfocada al hardware: ¿Vale la pena seguir en esa dirección, cuando otros van enfocados a un entorno “post PC”?


Apple se subió a esta “nueva era” dejando claro hace dos años atrás, de que ya no fabricará computadoras, sino “dispositivos móviles”, que de alguna forma u otra, siguen siendo innovadores y que muchos en el sector han emulado con éxitos y fracasos. De ejemplos no vale destacar, pero el giro que están dando fabricantes hoy en día, es gracias a esos cambios de dirección gerencial de apenas 24 meses atrás.

El mensaje es rotundo y a la vez arriesgado. Hay que recalcarlo: gracias a la enorme penetración y expansión de numerosos disposistivos móviles que han transformado el modo de relacionarnos con la información, el mundo de la tecnología pareciera que ha empezado al computador tradicional como varias generaciones han conocido. En cambio, las nuevas generaciones ni conocen de cómo era el computador 10 años atrás.

En nuestro país es común la presencia avallasadora de dispositivos móviles entre ciudadanos..


Reciéntemente una eminencia en el mundo del desarrollo, el ex arquitecto Jefe de Software de Microsoft, Ray Ozzie, señaló varios meses atrás durante una conferencia que, “la gente se pregunta si estamos en un mundo post-PC ¿Por qué se lo preguntan? ¡Por supuesto que estamos en un mundo post-PC!”.

La discusión resulta más que intersante, más aún cuando las cifras de ventas de PC parecen más y más estancadas, las de smartphones y tabletas siguen en aumento exponencial. La firma Gartner, calcula las ventas mundiales de PC, estimadas en 368 millones de unidades este 2012, con un aumento del 4,4% desde 2011. Añadiendo que los mercados maduros de PC seguirán siendo impulsados por mercados de reposición y sus volúmenes serán mucho menos que sus contrapartes en los mercados emergentes.

Dicho informe también establece que la cantidad de tabletas vendidas (sin importar sistema operativo) superen los 120 millones de unidades, solo en este semestre del año. Estas cifras no solo son un reflejo de la tendencia a la cual el mercado está expuesto, sino que independientemente, el dispositivo móvil es referencia. Ya no son un complemento como dicen, sino que la gente adquiere una tableta o un smartphone, dispuesto a reemplazar las acciones de un computador de escritorio.

No hay que hacer mucho debate al respecto: más y más personas están más que dispuestas a realizar sus acciones digitales y compartir su presencia en la red mediante los dispositivos móviles: más y más celulares o tabletas no solo al alcance de muchos a precios competitivos, sino con funciones que hace 25 o 30 años atrás, se realizaban en un escritorio con una pantalla gigantesca. Todo esto confirma la evolución del PC como lo conocemos: hace rato que tenemos el computador personal en nuestras manos y nuestros bolsillos.